Arquivo da categoria: -11- OD

– 11 – OD

OD*

El primer verano de Àgnes, dentro de su nueva vida, fue extraordinariamente coherente.

Sus días, hasta el anochecer, estaban dedicados exclusivamente a su trabajo. La rapidez de su ascensión hacía que los meteoritos parecieran parsimoniosos. 

Las madrugadas, acompañadas por el advenimiento de Internet, las pasaba en sitios de online dating. 

Sin tener que levantarse de su mesa, Àgnes tenía a su merced a millones, literalmente, de hombres sedientos, desesperados o tan sólo dispersos. 

En pocas semanas, había creado decenas de perfiles diferentes de utilización con diferentes nombres: Petra, Sabina, Nina, Tina, Anja, Kata… 

Juntó diferentes fotografías, se convirtió en rubia, morena y pelirroja, y finalmente aliñó cada uno de sus personajes con gustos y datos personales muy propios.

Àgnes se había transformado en una multiplicidad de seres diferentes, pero todos con el mismo objetivo: descubrirse a sí misma, reflexionando en lo más profundo de su persona en los comentarios de desconocidos. 

Todo era gestionado con una precisión que sólo encontraba paralelo en su actividad diaria en Code Kft. 

Le encantaba llegar a casa y encontrar el buzón de correo repleto de mensajes con títulos sugerentes que iban desde el “te adoro” hasta el “delicioso pedacito de cielo”. 

* Online dating (OD) or Internet dating is a personal introductory system whereby individuals can find and contact each other over the Internet to arrange a date, usually with the objective of developing a personal, romantic, or sexual relationship. Online dating services usually provide unmoderated matchmaking over the Internet, through the use of personal computers or cell phones.

Estaba impresionada con la facilidad con la que muchos hombres, y también algunas mujeres, se predisponían a cualquier cosa para lograr un encuentro fortuito o algo más. 

Su momento de gloria fue conseguir que una misma persona se correspondiera al mismo tiempo con dos Àgnes diferentes, que no eran más que ella misma. 

Lo más bajo fue saber que esa misma persona era capaz de decir las mismas palabras, jurando ofrecer un amor único, inmaculado e intemporal a ambas Àgnes, que en realidad eran la misma. 

Antes de que llegara Navidad, decidió darse un homenaje. Canceló todas las cuentas y perfiles que había creado en los innumerables sitios de dating y registró uno nuevo: Àgnes Szement.

Sabía las reglas del juego y sabía lo que quería alcanzar al final de la partida. Un día era de la caza y otro del cazador. La diferencia es que el cazador ahora era otro.

Abrió una hoja de Excel y definió las columnas que la ayudarían en su elección.

La Fotografía de portada de la página debería exhibir una bonita sonrisa, pero no demasiado forzada. Si incluyera más fotografías mejor. 

La Profesión debería ser como mínimo manager de algo, preferentemente un director.

Debería tener hábitos deportivos, nada muy radical pero tampoco demasiado popular, tipo fútbol. Lo ideal sería la práctica de la vela o de la equitación.

No se imaginaba lamiendo un cenicero, de forma que no podría ser fumador, ni siquiera ocasional. Por último, no debería haber estado casado ni tener hijos. La base estaba definida y tal como hacía en su trabajo, en poco tiempo tenía una short-list*. 

De los 50 inicialmente seleccionados, escogió los cinco que le parecieron más aptos para la labor.

* A short-list - A list of preferable items or candidates that have been selected for final consideration, as in making an award or filling a position.

Sugirió el mismo programa a todos los candidatos: cenar en el distrito XIII, bien en el centro del parque de la ciudad, pasear junto a la plaza de los Héroes y visitar el Castillo de Vajdahunyad.

Al final del paseo, cuando ya sólo quedara un resto de luz en el firmamento, buscaba un banco de jardín donde fuera fácil recostar su cabeza en el hombro del candidato, y desde allí asistían a la puesta del sol. 

Tomó nota mental de todos los comentarios, bromas y movimientos con las manos que habían hecho cada uno de los candidatos y, a finales de agosto, ya había escogido a su postulante.

El nombre era indiferente, siempre que el hecho de desempeñar un cargo de consultor sénior, con experiencia de varios años de práctica de Windsurf, que fuera defensor de los derechos de los no fumadores y que por encima de todo nunca hubiera estado casado ni tuviera hijos conocidos, fuera verdad.

Por comodidad, optó por su apartamento. Así estaba segura de con qué podría contar. Y como era sábado, el día siguiente podría dormir hasta tarde. 

Aquello que la había preocupado durante años se había resuelto en cuestión de poco más de 10 minutos, su inocencia* era un asunto cerrado y el consultor, a fin de cuentas, no parecía ser tan sénior como se había querido vender.

El domingo durmió hasta tarde y después del almuerzo salió a dar un paseo por el shopping West End en el distrito VI. Se sentía más alta al caminar por la calle y también que, aunque quizás no fuera más que una impresión, los hombres con los que se cruzaba la miraban de forma diferente.

Àgnes volvía a existir.

 

 * El concepto de virginidad es un constructo social, basado en criterios tanto biológicos como socioculturales, por lo que puede variar grandemente entre las diferentes culturas, siendo muy valorado en algunos medios sociales o religiosos, especialmente en lo que se refiere a la preservación de la virginidad antes del matrimonio.

Biológicamente, la virginidad puede ser definida como el atributo de una persona (o animal) que nunca ha experimentado ningún tipo de relación sexual (ayuntamiento carnal) y por tal, en el caso más específico de las hembras, a ningún contacto con esperma e inseminación por medios naturales; concepto extendido actualmente también a las inseminaciones artificiales.

La idea de virginidad también remite a la no utilización, como en sistemas de ordenadores, CDs, DVDs y otros medios de comunicación susceptibles de ser grabados. También el aceite de oliva puede ser denominado virgen o extra virgen, siempre que provenga del primer prensado y no contenga aceite refinado.